Síguenos en:   logo facebook  logo twitter
Logotipo Desarrollos Digitales

Automatización + Control Industrial + RFID

Chat en Vivo










Skip Navigation LinksInicio > Soporte > Hojas Técnicas y Manuales > Introducción a RFID                                      Imprimir Página        Enviar a un Amigo

............................................................................................................................................................................................

  

Introducción a RFID

 

 

RFID (siglas de Radio Frequency IDentification, en español identificación por radiofrecuencia)
es un sistema de almacenamiento y recuperación de datos remoto que usa dispositivos denominados
etiquetas, tarjetas, transpondedores o tags RFID. El propósito fundamental de la tecnología RFID
es transmitir la identidad de un objeto (similar a un número de serie único) mediante ondas de radio.
Las tecnologías RFID se agrupan dentro de las denominadas Auto ID (automatic identification, o
identificación automática).

 

 

Índice

  1 ¿Qué es RFID?

        1.1 ¿Porqué usar RFID? 

        1.2 Aplicaciones

  2 Componentes de un sistema RFID

        2.1 Etiquetas RFID

              2.1.1 El chip

              2.1.2 Código Electrónico de Producto EPC 

              2.1.3 Antena de la etiqueta

        2.2 Lectores de RFIDAntenas

        2.3 Antenas

        2.4 Software de control

  3 Implementado una solución RFID

  4 Los diferentes tipos de sistemas RFID

        4.1 Baja frecuencia (LF)

        4.2 Alta frecuencia (HF)

        4.3 Ultra alta frecuencia (UHF)

        4.4 Sistema pasivos, activos y asistidos por batería

  5 Estándares RFID

        5.1 Estándar UHF Gen2

 

 

¿Qué es RFID?

La identificación por radiofrecuencia (RFID) es una forma de comunicación inalámbrica que utiliza ondas de radio para identificar y rastrear objetos. RFID toma el concepto de código de barras y lo digitaliza para el mundo moderno incorporando la capacidad de:

     • 
Identificar un elemento individual más allá de su tipo de producto

     •  Identificar los elementos sin línea de visión directa

     •  Identificar muchos artículos (hasta miles) de forma simultánea

     •  Identificar los artículos dentro de una proximidad de unos pocos centímetros a varios metros

 

 

Un sistema RFID tiene lectores y etiquetas que se comunican entre sí por radio. Las etiquetas RFID son tan pequeñas y requieren de tan poca energía que ni siquiera se necesita una batería para almacenar la información e intercambiar los datos con los lectores. Esto hace que sea sencillo y económico aplicar etiquetas a todo tipo de productos que la gente le gustaría identificar o rastrear.

 

 

¿Porqué usar RFID?

La tecnología RFID tiene la capacidad de mejorar en gran medida y proteger las vidas de los consumidores y también revoluciona la forma de hacer negocios. Siendo la tecnología de auto-identificación más flexible, RFID se puede utilizar para rastrear y controlar el mundo físico de forma automática y con exactitud.

 

RFID puede informar qué es un objeto, dónde se encuentra e incluso su condición, por lo que es esencial para el desarrollo de la Internet de las Cosas - una red globalmente interconectada de objetos que permiten al propio mundo físico convertirse en un sistema de información, detectando automáticamente lo que está sucediendo, intercambiando datos relacionados y respondiendo.

 

El uso de RFID está creciendo rápidamente con la capacidad de "etiquetar" cualquier artículo con un chip de comunicaciones de bajo costo y luego leer esa etiqueta con un lector. El sinúmero de aplicaciones va desde la gestión de la cadena de suministro, el seguimiento de activos, la autenticación de productos farmacéuticos falsificados, etc. Las aplicaciones se limitan, de hecho, sólo por la imaginación del usuario.

 

Aplicaciones

 


RFID
puede ayudar a:

     •  Automatizar el inventario y
la trazabilidad de activos en sistemas de salud, fabricación, venta al por menor y los sectores empresariales

     •  Identificar el origen de los productos, lo que permite retirar inteligentemente artículos defectuosos o peligrosos, alimentos contaminados,
        juguetes
defectuosos y medicamentos caducados o en peligro

     •  Evitar el uso de productos falsificados en la cadena de suministro

     •  Mejorar la experiencia de compras para los consumidores, con menor número de artículos agotados y devoluciones más sencillas

     •  Proporcionar visibilidad en la cadena de suministro, proporcionando un canal de distribución más eficiente y la reducción de los costos
        empresariales

     •  Disminuir los costos de negocio perdido por el robo o la contabilidad inexacta de los bienes

     •  Mejorar la seguridad ciudadana a través de la mejora del control de carga en los puertos

     •  Bloquear, desbloquear y configurar los dispositivos electrónicos de forma inalámbrica

     •  Habilitar el control de acceso de determinados ámbitos o dispositivos

 

Sea cual sea la aplicación, RFID tiene el potencial para aumentar la eficiencia de las operaciones, mejorar la visibilidad de los activos y la trazabilidad, reducir la dependencia de los procesos manuales, reducir los costos de operaciones y proporcionar información útil para el análisis de negocios.

Componentes de un sistema RFID

Una aplicación básica de RFID incluye:

 

     •  Etiquetas RFID (Tag)

     •  Lector RFID

     •  Antenas

     •  Software de control

 

 

En una aplicación RFID básica, las etiquetas están adheridas a todos los artículos que van a ser rastreados. Estas etiquetas contienen un pequeño chip, a veces llamado circuito integrado (IC), que está conectado a una antena que puede ser incorporada en muchos tipos diferentes de etiquetas de prendas de vestir, incluyendo etiquetas colgantes, etiquetas de seguridad, así como una amplia variedad de etiquetas para productos industriales. El chip contiene la memoria que almacena el código electrónico del producto (EPC) y otra información variable de modo que pueda ser leída y seguida por los lectores RFID en cualquier lugar.

Un lector de RFID es un dispositivo de red conectado (fijo o móvil) con una antena que envía la
energía, así como datos y comandos a las etiquetas. El lector RFID actúa como un punto de acceso para los artículos etiquetados para que los datos de las etiquetas "pueden ponerse a disposición de las aplicaciones de negocio".

 

Etiquetas RFID

Una etiqueta RFID se compone de un circuito integrado (llamado IC o chip) conectado a una antena que se ha impreso, grabado, estampado o depositado al vapor sobre un montaje que es a menudo un sustrato de papel o de tereftalato de polietileno (PET). El chip y la antena combinado, llamado "inlay", se convierte después intercalándolo entre una etiqueta impresa y su respaldo adhesivo o es insertado en una estructura más duradera.

 

Ejemplos de Etiquetas RFID

 


   
El Chip

    El chip de la etiqueta o circuito integrado (IC) ofrece la operación, la memoria y las funciones avanzadas de la etiqueta.
    El chip está pre-programado con un identificador de etiqueta (TID), un número de serie único asignado por el fabricante
    de chips,
e incluye un banco de memoria para almacenar el identificador único de seguimiento de los ítems (llamado
    
código electrónico de producto o EPC).

    Nota: Las etiquetas RFID se pueden utilizar en metales y líquidos

    Código de Producto Electrónico (EPC)

    El código de producto electrónico (EPC) almacenado en la memoria del chip de la etiqueta se escribe en la etiqueta
    mediante una impresora de RFID y toma la forma de una cadena de 96 bits de datos. Los primeros ocho bits son un
    encabezado que identifica la versión del protocolo. Los siguientes 28 bits identifican el organismo que gestiona los datos
    de
esta etiqueta; el número es asignado por la organización del consorcio EPCglobal. Los siguientes 24 bits son una
clase
objeto, identificando el tipo de producto; los últimos 36 bits son un número de serie único para una etiqueta en particular. Estos dos
últimos campos
son establecidos por la organización que emitió la etiqueta. El número de código de producto electrónico total puede ser
utilizado
como una clave en una base de datos global para identificar de forma única ese producto en particular.

 

Antenas de la Etiqueta

Las antenas de la etiqueta recogen la energía y la canalizan al chip para encenderlo. En general, entre mayor sea el área de la antena de la etiqueta, más energía será capaz de recoger y canalizarla hacia el chip de la etiqueta y el rango de lectura de la etiqueta será mayor.

No existe una antena perfecta para todas las aplicaciones. Es la aplicación
la que define las especificaciones de la antena. Algunas etiquetas pueden ser optimizadas para una determinada banda de frecuencias, mientras que otras pueden ser sintonizadas para un buen rendimiento cuando se une a los materiales que normalmente no pueden trabajar bien para la comunicación inalámbrica (ciertos líquidos y los metales, por ejemplo). Las antenas pueden estar hechas de una variedad de materiales; se pueden imprimir, grabar o estampar con tinta conductora, o incluso ser depositadas por medio de vapor en las etiquetas.

Las etiquetas que tienen sólo una única antena no son tan fiables como las etiquetas con múltiples antenas. Con una sola antena, la orientación de una etiqueta puede resultar en "zonas muertas" o áreas en la etiqueta, donde las señales de entrada no pueden ser fácilmente recolectadas para proporcionar la energía suficiente para encender el chip y comunicarse con el lector. Una etiqueta con antenas duales es capaz de eliminar estas zonas muertas y aumentar su legibilidad, pero requiere de un chip especializado.

 

Lectores de RFID

Un lector de RFID, también conocido como un interrogador, es un dispositivo que proporciona la conexión entre los datos de la etiqueta y el software del sistema que necesite la información. El lector se comunica con las etiquetas que están dentro de su campo de operación, realizando cualquier número de tareas que incluyen simples inventarios continuos, filtrado (búsqueda de etiquetas que cumplen con ciertos criterios), escritura (o codificación) de las etiquetas seleccionadas, etc.

El lector utiliza una antena conectada
para capturar los datos de las etiquetas. A continuación, pasa los datos a un ordenador para su procesamiento. Al igual que las etiquetas RFID, hay muchos tamaños y tipos de lectores RFID diferentes. Los lectores pueden fijarse en posición estacionaria en un almacén o fábrica, o integrarlos en un dispositivo móvil, como un escáner de mano portátil. Los lectores también pueden ser incorporados en los equipos o dispositivos electrónicos y en vehículos.

 

Antenas de RFID

    Los lectores de RFID y las antenas lectoras trabajan juntos para leer las etiquetas. Las antenas convierten la corriente

    eléctrica en ondas electromagnéticas que luego se irradian en el espacio en el que puedan ser recibidas por una antena

    de la etiqueta y conviertan de nuevo las ondas en corriente eléctrica. Al igual que las antenas de la etiqueta, hay una

    gran variedad de antenas lectoras y la selección de la antena óptima varía de acuerdo con la aplicación y el entorno

    específico de la solución.

    Los dos tipos más comunes de antenas son antenas lineales y antenas circulares polarizadas. Las antenas que irradian campos eléctricos lineales tienen un alcance más largo y altos niveles de potencia que permiten a sus señales penetrar a través de diferentes materiales para leer las etiquetas. Las antenas lineales son sensibles a la orientación de la etiqueta. Según el ángulo o la colocación de las etiquetas, las antenas lineales pueden tener dificultades para la lectura de las etiquetas. A la inversa, las antenas que irradian campos circulares son menos sensibles a la orientación, pero no son capaces de entregar tanta potencia como las antenas lineales.

La elección de la antena también se determina por la distancia entre el lector de RFID y las etiquetas que se necesitan leer. Esta distancia se denomina rango de lectura. Las antenas operan tanto en un "campo cercano" (de corto alcance) o "campo lejano" (de largo alcance). En aplicaciones de campo cercano, el rango de lectura es inferior a 30 cm y la antena utiliza acoplamiento magnético para que el lector y la etiqueta puedan transferir energía. En los sistemas de campo cercano, la lectura de las etiquetas no se ve afectada por la presencia de dieléctricos, tales como el agua y el metal en el campo.

En aplicaciones de campo lejano, la
separación entre la etiqueta y el lector es mayor a 30 cm y puede ser de hasta varias decenas de metros. Las antenas de campo lejano utilizan acoplamiento electromagnético y la presencia de dieléctricos pueden debilitar la comunicación entre el lector y las etiquetas.

 

Software de Control

  
 El software de control del lector y
el software de aplicación, también conocido como middleware, ayuda a conectar
    a los lectores de RFID con las aplicaciones que soportan. El middleware envía comandos de control al lector y recibe
    los datos de la etiqueta del lector.



Implementando una solución RFID

La implementación de un sistema RFID requiere de múltiples actores y muchos componentes diferentes. Por lo general, la instalación de un sistema RFID requiere de hardware básico, incluyendo los chips de etiquetas, antenas de etiquetas, lectores y antenas, así como el software de control del lector y la aplicación y los proveedores de soluciones para realizar la integración. Cuando todos estos componentes se unen, un número infinito de aplicaciones creativas son posibles. Las aplicaciones de sistemas de RFID pueden ayudar a mejorar la calidad de las operaciones de negocios, el inventario y la experiencia de los clientes en un gran número de industrias.

Los diferentes tipos de sistemas de RFID

Los sistemas
de RFID pueden ser divididos por la banda de frecuencia en el que actúan: baja frecuencia (LF Low Frequency), alta frecuencia (HF High Frequency) y ultra alta frecuencia (UHF Ultra High Frequency). También hay dos grandes categorías de sistemas-RFID: pasivos y activos. En las siguientes secciones vamos a explorar las frecuencias y los tipos de sistemas de RFID.



La frecuencia se refiere
al tamaño de las ondas de radio utilizadas para la comunicación entre los componentes del sistema de RFID. Los sistemas de RFID en todo el mundo operan en
bandas de baja frecuencia (LF), de alta frecuencia (HF) y ultra alta frecuencia (UHF). Las ondas de radio se comportan de manera diferente en cada una de estas frecuencias con ventajas y desventajas asociadas con el uso de cada banda de frecuencia.

Cuando un sistema de RFID funciona a una frecuencia baja, tiene un alcance de lectura más corto y la tasa de lectura de los datos es más lenta, pero aumenta la capacidad para leer cerca o sobre superficies de metal o líquidos. Si un sistema funciona a una frecuencia más alta, por lo general, tiene tasas de transferencia de datos más rápida y más largo alcances de lectura que los sistemas de baja frecuencia, pero más sensibilidad a la interferencia de ondas de radio causada por líquidos y metales en el medio ambiente.

UHF Gen2 es el segmento de mayor crecimiento del mercado de RFID

RFID LF (Baja Frecuencia)
La banda LF cubre las frecuencias de 30 KHz a 300 KHz. Los sistemas RFID LF normalmente funcionan a 125 KHz, aunque hay algunos que funcionan a 134 KHz. Esta banda de frecuencias proporciona un corto rango de lectura de 10 cm y tiene una velocidad más lenta de lectura que las frecuencias
más altas,
pero no es muy sensible a la interferencia de ondas de radio.

A
plicaciones
RFID LF
    Control de acceso y
    Seguimiento
de ganado.

Las n
ormas para sistemas de
seguimiento de animales de LF se definen en la norma ISO 14223, e ISO / IEC 18000-2. El espectro de LF no se considera una aplicación verdaderamente global debido a pequeñas diferencias en la frecuencia y los niveles de energía en todo el mundo.

RFID HF (Alta Frecuencia)
La banda de HF varía de 3 a 30 MHz. La mayoría de los sistemas de RFID HF operan a 13,56 MHz, con rangos de lectura de entre 10 cm y 1 m. Los sistemas HF experimentan sensibilidad moderada a las interferencias.

Aplicaciones HF RFID:
    Boletos de
entrada
a espectáculos
    Tarjetas de pre-pago para transporte público
    Credenciales de identificación de personal
   
Pago y aplicaciones de transferencia de datos.

Hay varios estándares RFID HF establecidos, tales como la norma ISO 15693 para el seguimiento de productos, así como la ECMA-340 e ISO / IEC 18092 estándares para Near Field Communication (NFC), una tecnología de corto alcance que se utiliza habitualmente para el intercambio de datos entre dispositivos. Otras normas de HF son la ISO / IEC 14443 e ISO / IEC 14443 para la tecnología MIFARE, que
se utiliza en tarjetas inteligentes y tarjetas de proximidad y la JIS X 6319-4 para FeliCa, que es un sistema de tarjeta inteligente de uso común en las tarjetas de dinero electrónico.

RFID UHF (Ultra Alta Frecuencia)
La banda de frecuencia UHF cubre la gama de 300 MHz a 3 GHz. Los sistemas que cumplen con el estándar UHF Gen2 RFID utilizan la banda
de 860-960 MHz. Si bien hay algunas variaciones en la frecuencia de región a región, los sistemas RFID UHF Gen2 en la mayoría de los países operan entre 900 y 915 MHz.
El rango de lectura de los sistemas de UHF pasivos puede ser tan largo como 12 m y UHF RFID tiene una tasa de transferencia de datos más rápida que LF o HF. UHF RFID es más sensible a las interferencias, pero muchos fabricantes de productos UHF han encontrado maneras de diseñar etiquetas, antenas y lectores para mantener un alto rendimiento incluso en entornos difíciles.
Los tags UHF pasivos son más fáciles y baratos de fabricar que las etiquetas de baja y alta frecuencia.

UHF RFID se utiliza en una amplia variedad de aplicaciones, que van desde
la gestión de inventario, a las anti-falsificación de productos farmacéuticos, a la configuración de dispositivos inalámbrico
s. El grueso de los nuevos proyectos de RFID están utilizando UHF frente a LF o HF, haciendo de UHF el segmento de mayor crecimiento del mercado de RFID.

La banda de frecuencia UHF está regulada por una norma mundial única llamada ECPglobal Gen2 (ISO 18000-6C) estándar UHF.
La banda UHF es 60 veces más eficiente para las operaciones de RFID de la banda de HF.

UHF HF y LF
          Estándar único Gen2 en todo el mundo           Varias normas que compiten entre sí
          20 veces la velocidad y rango que HF           NFC usado para pagos seguros
          Las etiquetas cuestan de .05 a 0.5 dlls           Las etiquetas y tarjetas cuestan de 0.50 a 2 dlls
          Tecnología para el etiquetado de artículos           Se usa en boletos de entrada y pago


Sistemas RFID Pasivo, Activo y BAP

Sistemas RFID Activos
En los sistemas de RFID activ
os, las etiquetas tienen su propio transmisor y fuente de alimentación. Por lo general, la fuente de alimentación es una batería. Las etiquetas activas transmiten su propia señal para transmitir la información almacenada en sus microchips.

Los sistemas RFID activos suelen operar en la banda de ultra-alta frecuencia (UHF) y ofrecen un alcance de hasta 100 m. En general, las etiquetas de activos se utilizan en objetos grandes, tales como vagones de ferrocarril, grandes contenedores reutilizables, así como otros activos que deben ser rastreados a través de largas distancias.

Hay dos tipos principales de las etiquetas activas: transpondedores y balizas. Los transpondedores son "despertados" cuando reciben una señal de radio de un lector y
una vez encendido responden mediante la transmisión de una señal de vuelta. Debido a que los transpondedores no irradian activamente las ondas de radio hasta que reciben una señal del lector, conservan la vida de la batería.

Las balizas se utilizan en la mayoría de los sistemas de localización en tiempo real (RTLS Real Time Location System), con el fin de realizar un seguimiento de la ubicación precisa de un activo de forma continua. A diferencia de los transpondedores, las balizas no están encendidas por la señal del lector. En cambio, emiten señales a intervalos preestablecidos. Dependiendo del nivel de precisión requerida en la localización, las balizas se pueden configurar para emitir señales cada pocos segundos, o una vez al día. La señal de cada faro es recibida por antenas lectoras que se colocan alrededor del perímetro de la zona vigilada y comunica la información de la etiqueta y la posición.


Sistemas RFID Pasivos
En los sistemas de RFID pasiv
os, la antena del lector y lector envían una señal de radio a la etiqueta. La etiqueta RFID a continuación, utiliza la señal transmitida en encenderse y reflejar la energía de vuelta al lector.

Los sistemas RFID pasivos pueden operar en las bandas de radio de baja frecuencia (LF), de alta frecuencia (HF) o ultra alta frecuencia (UHF). Como los rangos de los sistemas pasivos están limitados por la potencia de retrodispersión de la etiqueta (la señal de radio reflejada por la etiqueta de vuelta al lector), el alcance es por lo general menor de 10 m. Debido a que las etiquetas pasivas no requieren una fuente de alimentación o un transmisor y sólo requieren un chip y la antena, son más baratas, más pequeñas y más fáciles de fabricar que las etiquetas activas.

Las etiquetas pasivas se pueden empaquetar de muchas maneras diferentes, dependiendo de los requisitos específicos de la aplicación de RFID. Por ejemplo, pueden ser montadas sobre un sustrato, o intercaladas entre una capa adhesiva y una etiqueta de papel para crear etiquetas inteligentes RFID. Las etiquetas pasivas también pueden ser incorporadas en una variedad de dispositivos o empaques para hacer la etiqueta resistente a temperaturas extremas o productos químicos agresivos.

Las soluciones RFID pasivas son útiles para muchas aplicaciones y son usadas habitualmente para rastrear mercancías en la cadena de suministro, para realizar inventarios de activos en la industria al por menor, para autenticar productos tales como productos farmacéuticos y para integrar la capacidad de RFID en una variedad de dispositivos. Los sistemas RFID pasivos se pueden utilizar incluso en los almacenes y centros de distribución, a pesar de su menor alcance, mediante la creación de lectores en los puntos de estrangulamiento para controlar el movimiento de activos.


Sistemas Pasivos Asistidos por Batería (BAP Battery-Assisted Passive)
Una etiqueta RFID pasiva asistida por batería es un tipo de etiqueta pasiva que incorpora una característica crucial. Aunque la mayoría de las etiquetas RFID pasivas utilizan la energía de la señal del lector de RFID para encender el chip de la etiqueta y de reflejar la energía de vuelta al lector, las etiquetas BAP utilizan una fuente de alimentación integrada (normalmente una pila) para encender el chip, por lo que toda la energía capturada del lector se puede utilizar para la retrodispersión. A diferencia de los transpondedores, las etiquetas BAP no tienen sus propios transmisores.

RFID Activo RFID Pasivo Pasivo Asistido por Batería

Fuente de Energía

Interna

La energía se transfiere del lector al tag por radio frecuencia

El tag usa su batería para encenderse, los datos se transfieren del lector al tag y viceversa por radio frecuencia

Batería Interna

No

Disponibilidad de Energizar el Tag

Contínuo

Sólo en el campo del lector

Sólo en el campo del lector

Intensidad de la Señal requerida del Lector al Tag

Muy baja

Muy alta

Moderada

Intensidad de la Señal disponible del Tag al Lector

Alta

Muy baja

Moderada

Alcance

Largo alcance (100 mts. o más)

Corto alcance (hasta 10 mts.)

Alcance moderado (hasta 100 mts.)

Capacidad de Detección

Capacidad para monitorear de forma continua los datos de la etiqueta (tag)

Capacidad para leer y transferir los valores del sensor sólo cuando la etiqueta es energizada por lector

Capacidad para leer y transferir los datos de la etiqueta sólo cuando la etiqueta recibe señal de radio frecuencia del lector


Estándares RFID

Los e
stándares RFID son pautas o especificaciones para todos los productos RFID. Las normas proporcionan directrices sobre el funcionamiento de los sistemas RFID, las frecuencias en que operan, cómo se transfieren los datos y cómo funciona la comunicación entre el lector y la etiqueta.

Los estándares RFID ayudan a garantizar que los productos RFID sean interoperables, independientemente del proveedor o usuario. También proporcionan pautas mediante las cuales las empresas pueden desarrollar productos complementarios, tales como diferentes tipos de etiquetas, lectores, software y accesorios. Además, las normas ayudan a ampliar los mercados y aumentar la competencia en la industria, lo que lleva bajar los precios de los productos RFID estandarizados.Los estándares RFID también ayudan a aumentar la confianza generalizada en la tecnología.

Las normas son elaboradas y publicadas por organismos globales, nacionales y regionales específicos de la industria. Entre más global es la norma , más entidades están implicadas en su desarrollo. Las organizaciones internacionales que emiten normas relacionadas con RFID incluyen EPCglobal (una empresa GS1), la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), la Organización Internacional de Normalización (ISO) y el Comité Técnico Conjunto (JTC 1), un comité formado por la ISO y la IEC. Entidades reguladoras regionales que rigen el uso de la RFID son la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), que está a cargo de los Estados Unidos, la Comisión Federal de telecomunicaciones (COFETEL) en México, que opera en Europa. Otras regiones tienen sus propias entidades reguladoras.



Las organizaciones que supervisan estándares RFID para industrias específicas, como la Asociación Americana de Ferrocarriles (AAR), el Grupo de Estándares de la Industria Automotriz (AIAG), American Trucking Associations (ATA) y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA). Además, el artículo GS1 VICS Nivel Iniciativa RFID (VILRI) supervisa los estándares de todo el etiquetado a nivel de artículo y el uso de la tecnología RFID en la cadena de suministro al por menor.

Estándar UHF Gen2
RFID UHF Pasivo es actualmente el único tipo de RFID que se rige por un único estándar global. Esta norma se denomina EPCglobal UHF Gen 2 V1, o simplemente UHF Gen 2. UHF Gen 2 define el protocolo de comunicaciones para una retrodispersión pasiva, incluyendo las normas para los lectores por radiofrecuencia (RFID) que operan en el rango de frecuencia de los 860 MHz - 960 MHz . Las pruebas de certificación EPCglobal incluyen pruebas de conformidad, lo que garantiza que los productos de RFID son compatibles con el estándar UHF Gen2 y las pruebas de interoperabilidad, que aseguran que todos los aspectos de la interfaz Tag/Reader están debidamente diseñados para interoperar sin problemas con otros productos certificados Gen 2.

Una actualización del estándar UHF Gen 2, llamado UHF Gen 2 V2, o simplemente G2, se encuentra en proceso de ratificación. Esta nueva norma se basa en el estándar V1 original, pero asegura que las futuras comunicaciones RFID ten
gan opciones más complejas y poderosas de seguridad para proteger los datos y evitar la falsificación de etiquetas.



















Desarrollos Digitales, SA de CV
 Pestalozzi No. 626
 03020 México, D.F.
   Tel. (55)  5669.0165
   Fax          5669.2510
  ver mapa
 
Toluca
Tel. (728)  284.3304
                      284.3276
   ver mapa
 
Monterrey
Tel. (81)  8332.5110
                   8332.5111
                   8352.9297
   ver mapa
 
  Puebla
Tel. (222)  230.2690
                   230.2699
   ver mapa

Querétaro
Tel. (442)  224.0556
                     224.0258
                     214.6248
   ver mapa
Guadalajara
Tel. (33)  3679.4363
   ver mapa